exito, motivacion y superacion personal header
Exito, Motivacion y Superacion Personal – "el sitio de los triunfadores"

Todo Se Puede Superar Parte 1

by Francisco Aguilera
(Cancún Mexico)

================================

No dejes de leer la Parte 2 y Parte 3 de ésta historia
=================================

Si te preguntas porque disfruto ayudar a la gente aunque no sea mi familia, quizás mi respuesta no te de una explicación que te satisfaga, pero aun así te lo diré:

Hace años cuando era pequeño tal vez de 4 o 5 años mi vida no fue la que muchos esperaríamos para nosotros. Me vi envuelto en una situación de violencia familiar, a los 5 años trabajaba en una tienda, obviamente mi aportación no era la suficiente, no podría hacer mucho por mi edad; pero esa historia se vivió mucho tiempo. Al paso de los años, quizás a los 6 mi padre quien sufría de muchos problemas económicos no supo cómo controlar su carácter y como en toda historia de madrastras, mi madrastra no ayudo mucho a mejorar el carácter y la presión de mi papa. Así que no estoy seguro si era a diario o no los golpes que recibía de mi padre, pero sí estoy seguro que a diario sentía miedo al ver a mi padre porque estaba seguro que me pegaría. Algunas veces era con el cinturón, otras con la mano, pero no puedo olvidar que varias fueron a puños y otras con patadas.

Siempre fui de buen apetito, pero en casa mi madrastra solo me daba de desayunar un vaso de leche sin hervir y quizás unas galletas. Dios sabe como odio el sabor de la leche y más si es cruda. Pasaba mucha hambre en la escuela. Cuando llegaba a casa después de la escuela si mi padre estaba en la casa y comía con nosotros, seguramente yo comería comida caliente, pero eso casi no sucedía ya que mi padre siempre trabajaba para poder solventar las deudas adquiridas, entonces tenía que atender la tienda para que las trabajadoras pudieran comer. Después de comer, ellas descansaban 2 horas, así que a las 4 de la tarde yo entraba a comer, casi siempre era comida fría, aun si fuera "mondongo" Dios sabe cuánto odio el sabor de ese platillo.

A los 9 años u 8 años, no tengo bien la fecha paso por mi mente mi primer intento de suicidio. Recuerdo que puse en el odiado vaso de leche un poco de veneno para hormigas en polvo, gracias a Dios que puse muy pero muy poco, quizás por el temor o tal vez por la ignorancia pero no pasó de un dolor de estomago y mucha diarrea.

No puedo negar que al menos educación y comida (aunque fuera fría) no me falto. Mis hermanastros menores y yo estudiamos en La Salle de Tuxtla una escuela cara. En ese momento creo que la más cara de la ciudad. Un día mi madrastra fue cuestionada por la maestra "Lolita" el porqué de mi ropa estaba desalineada entre otras características. En ese momento, mi madrastra muy sabia, para no verse comprometida dijo que YO era el hijo de la sirvienta pero que mi papá me tomo tanto cariño que se comportaba como un padre para mí. No faltó entonces el desprecio por parte de mi maestra y porque muchos de los niños de mi salón me hacían burla. Fui objeto de el bulling igual o menor que el de ahora. Para mi en ese momento era demasiado; violencia en casa, malos tratos en la escuela y mis compañeros molestándome. En este punto pensé nuevamente en suicidarme estaba yo en 6to año de primaria, pero conocí a alguien en el departamento de Psicología la maestra Lulu que por cierto su oficina se volvió mi refugio durante el recreo y antes y después de clases.

Entrada la secundaria mi papa estaba cada vez peor, golpes, gritos, escuela, trabajar en la tienda, etc., ya se había hecho una rutina me hacía cada vez mas fuerte al dolor causado por los golpes de mi padre, ya me había acostumbrabo. Un día me dieron una caja de colores prisma color de 38 piezas la cual mi madrastra me la oculto, mi padre en ese momento me foliaba las hojas del cuaderno y si faltaba una me daría un fajazo. Si tenia una mala en el examen me daba un fajazo, si tenia medio punto me daría dos porque o soy menso o soy inteligente. Pero ese día aparte de que faltaban muchas hojas del cuaderno pues mis hermanastros me habían arrancado varias. Para ellos no importaba mi persona si a mi propia madrastra me había ocultado el juego de colores, asi que recibí tal paliza que fue la primera vez que me enfrente a mi padre. Después del fajazo numero 30 supongo yo, le pedí permiso para ir al baño y al ver mis nalgas, aun de recordarlo me duele un poco, estaban totalmente moradas, en una parte estaba ya reventada pero era tal los moretes que no sangraban. Al salir le pregunte a mi padre si quería reventarme las nalgas con tanto golpe, el solo volteo a ver a mi madrastra quien veía tele en la sala enfrente de donde me estaban pegando, se dirige a ella y le pregunta TU CREES QUE CON ESO SEA SUFICIENTE? y ella en una pose tan cómodo y con cara de disfrutarlo solo respondió CREO QUE SI.

Durante mas de dos semanas asistía a la escuela y me sentaba con los libros bajo mis piernas para evitar sentarme con las nalgas pues me dolía demasiado y yo siempre calle y calle lo que pasaba en casa, temía porque mi padre como todo buen neurótico me amenazaba en que si me iba con mi mama la mataría, asi que siendo niño y con una amenaza de ese tamaño que mas podía hacer?

Es de entender que fui travieso y pues cada travesura tenia un precio. Fui muy inquieto y en la escuela rebelde. Quizás en la escuela era otra persona, sabia que ahí no podría el tocarme y pues era rebelde, pero también retraído creo que observaba una conducta por así decirlo normal pero cuando tocaba el timbre de salida de la escuela temía que al llegar fuera la misma historia de siempre, hasta que a los 14 años después de que me expulsaron de la escuela y le oculte a mi papa eso. Le robaba dinero de la tienda y consumía alcohol y drogas, pues por fin me decido y por 3ra ocasión me escapo de casa y busco a mi mama. Cuando mi padre supo donde estaba fue por mi y esta vez dije YA NO. Mi padre me grito que por su dinero volvería con el, que mi madre era una muerta de hambre y que nunca seria feliz, ese fue el primer día que pude decir NO.

Pero la historia se empeoraría pues mi madre tenia que ir a trabajar y era obvio que era una mujer sola y yo pues con tanto trauma exigía atención y ella hizo lo mejor que pudo pero yo ya estaba maleado y a escondidas seguí consumiendo drogas. El consumo incremento y luego también el del alcohol y quizá a los 17 años yo iba todos los días a un bar conocido en Tuxtla Gutierrez; según yo para bailar, pero en verdad disfrutaba tanto bailar, pero también a embrutecerme de alcohol. Creo que quería olvidar mi pasado o tomar valor para terminar con mi vida.

A los 23 años trabajaba pero seguí alcoholizándome y drogándome y entonces tome valor y después de varios intentos con pastillas y tomando cantidades incorrectas que terminaba mas drogado que muerto, esta vez me corto las venas y valla que fue un impacto para todos pues estaba toda mi familia reunida es decir mi mama y mis dos hermanos mayores hijos de mi mama y su primer matrimonio, entonces estaban ellos con sus respectivas esposas.

Vivía en una total depresión, lloraba por nada, me ahogaba de dolor, un dolor agudo dentro de mi corazón. Mi vida era completamente un desastre y yo solo quería morir. En verdad no tenia ningún sentido mi vida, me había enfermado de la enfermedad mas peligrosa de todos los tiempos “DEPRESION”. Ella alimenta cualquier cáncer, y cualquier enfermedad la vuelve terminal. Harto de esa situación recurrí a mi ultima opción después de haber pasado con cuanto psicólogo encontrara desde un centro de integración juvenil, hasta un psiquiátrico e internado. Me dirigí a una iglesia en la catedral de Tuxtla Gutiérrez y fui directo a un altar para oración. Había en el centro de este un descanso para hincarse y orar, al principio no sabia que decir, pero poco a poco fluyó a tal frado que no solo lo pensé, también lo decía.

Recuerdo que entre tanto le dije a Dios que estaba mal y que no quería seguir viviendo así con tanto dolor, que me matara pero que acabara con ese dolor que vivía dentro de mi. Le ofrecía mis piernas y brazos, le ofrecí eso porque pensaba que ese precio era el indicado para entonces ser feliz y poder sonreír porque odiaba la vida, odiaba a la gente que reía frente a mi. Mi odio me cegaba de todo, así que estando ahí recuerdo que ME RENDI ANTE MI EGO y a fuerza de gritos en la iglesia le dije “YA NO PUEDO MAS, NO ME SAQUES DEL HOYO EN EL QUE ME HE METIDO , POR FAVOR NO LO HAGAS, SINO NO APRENDERÉ A SALIR EN UN FUTURO. POR FAVOR SOLO PARATE EN LA ORILLA DEL HOYO QUE YO VOY A ESCALARLO Y CUANDO MIS MANOS SALGAN DE AHÍ PERMITEME TOMAR TUS PIES Y APOYARME DE ELLOS PARA TERMINAR DE SALIR.

================================
No dejes de leer la Parte 2 y Parte 3 de ésta historia
=================================

Click here to post comments

Join in and write your own page! It's easy to do. How? Simply click here to return to HISTORIAS CORTAS Y POEMAS.



¿Disfutaste esta pagina?

Entonces usa el boton abajo para compartirla con otros.

Puedes enviarla por correo, imprimirla o agregarla a tu sitio favorito eg: Facebook, Twitter, Google, MySpace u otros...



| INICIO | Boletín "Alcanzando el Éxito" | Blog (Actualizaciones) | Links y Recursos | Mapa del Sitio | Libro de Visitas | CONTACTO |

Para conocer más acerca del sistema "Site Build It" (solamente en inglés, sorry) para crear sitios exitosos, como este :) haz click

*Regresar Arriba*
El sitio #1 relacionado con el Éxito, Motivación y Superación Personal en español. - Todos los derechos reservados © 2006
Queda estrictamente prohibido reproducir, transmitir o copiar el contenido de este sitio para fines comerciales.